Communication

Red Eléctrica de España, the Balearic Government and IMEDEA present The Marine Forest's monitoring and control program

  • El IMEDEA efectuará, a lo largo de los cuatro próximos años, controles periódicos de la pradera de posidonia restaurada
  • Los trabajos de seguimiento de la plantación correspondiente a 2021 muestran que el porcentaje de supervivencia de los fragmentos de Posidonia oceanica plantados se mantiene por encima del 90 %
  • La exposición virtual “Posidonia oceanica. Descubre los bosques sumergidos de una planta única en el mundo quiere difundir el papel esencial de esta especie en el Mediterráneo y en las Baleares, donde se localizan 633 hectáreas

 

 

Foto: (De Izq. a Dcha.) El investigador del IMEDEA, Jorge Terrados, el conseller de Medi Ambient i Territori, Miquel Mir y el delegado territorial de Red Eléctrica en las Islas Baleares, Eduardo Maynau

 

 

Esporles, 13 de julio de 2021. Red Eléctrica de España, la Conselleria de Medi Ambient i Territori del Govern Balear y el IMEDEA han presentado hoy el programa previsto de control y seguimiento que se llevará a cabo a lo largo de los próximos cuatro años en El Bosque Marino de Red Eléctrica, un proyecto pionero efectuado en la Bahía de Pollença para la restauración de dos hectáreas de pradera degradada de posidonia. A lo largo del acto también se ha presentado la exposición virtual “Posidonia Oceanica. Descubre los bosques sumergidos de una planta única en el mundo”, así como una iniciativa internacional e innovadora, desarrollada en aguas de Córcega, entre equipos de investigación franceses, italianos y del IMEDEA, para comparar las experiencias y técnicas respectivas en la restauración de la especie.

 

 

Al acto han asistido, el conseller de Medi Ambient i Territori, Miquel Mir, el delegado territorial de Red Eléctrica en las Islas Baleares, Eduardo Maynau y el investigador del IMEDEA, Jorge Terrados.

 

 

A lo largo de los próximos cuatro años, el IMEDEA efectuará un control anual de la plantación, el primero de los cuales se realiza actualmente, y, a su término, una evaluación final consolidada. Este seguimiento incluirá tanto la supervivencia y el desarrollo vegetativo del material plantado como la evolución del hábitat y de la biodiversidad asociada a la pradera. Cabe destacar que la primera evaluación global de este proyecto de recuperación de la pradera de posidonia en Mallorca desveló una tasa de supervivencia del material plantado superior al 90 %. En estos momentos, como añade Jorge Terrados, “el Bosque Marino de REE continúa arrojando resultados esperanzadores. Hemos iniciado el seguimiento de la plantación correspondiente a este año 2021 y el porcentaje de supervivencia de los fragmentos de Posidonia oceanica plantados, algunos hace ya más de tres años, se mantiene superior al 90 %".

 

 

Así, los trabajos de control y seguimiento de las dos hectáreas de pradera de Posidonia oceanica restaurada en la Bahía de Pollença estarán a cargo del IMEDEA, tras el acuerdo previo firmado entre Red Eléctrica y el CSIC. Por otro lado, la Conselleria de Medi Ambient i Territori y Red Eléctrica mantienen el convenio de apoyo y protección del proyecto, suscrito en junio del 2017, que será renovado una vez concluya el período de vigencia.

 

 

El IMEDEA se responsabilizará también de la vertiente ambiental y educativa del proyecto, en este último caso a través del programa “La Posidònia a l’aula”.  

 

 

Por su parte, Red Eléctrica financiará esta fase del proyecto con una aportación de 203.800 euros, que se suma a la efectuada hasta la fecha, de medio millón de euros, en el desarrollo del mismo.

 

 

El Bosque Marino de Red Eléctrica es una iniciativa pionera, iniciada en el 2018, que ha consistido en la plantación de 12.800 fragmentos de posidonia mediante una técnica innovadora que incluye las fases de recolección de haces foliares procedentes de la fragmentación natural por la dinámica marina, la preparación de los ejemplares, el plantado y, finalmente, la posterior monitorización y seguimiento. Se trata de la primera plantación de un bosque submarino de estas dimensiones en el Mediterráneo, una apuesta de futuro para la recuperación y conservación de una especie de vital importancia en la preservación de los ecosistemas marinos del Mediterráneo y en la lucha contra el cambio climático, al ser un almacén de carbono orgánico. Como destaca Eduardo Maynau, “estamos obteniendo los objetivos que pretendíamos, lograr una restauración exitosa mediante una metodología de referencia replicable que es, además, un laboratorio vivo para la comunidad científica y que abre paso a un buen trabajo en el ámbito de la educación ambiental”.

 

 

Por su parte, el conseller de Medi Ambient i Territori, Miquel Mir, se ha mostrado “muy satisfecho de la colaboración de la conselleria con un proyecto que, año a año, demuestra su gran utilidad en la recuperación de un hábitat tan valioso como es el de las praderas de posidonia”. Mir ha felicitado a REE y el IMEDEA por los resultados y por la internacionalización del proyecto. “Una vez más, las Illes Balears se erigen como pioneras en conservación del medio ambiente”. “Es vital que la administración y la comunidad científica sigan yendo de la mano”, ha concluido. 

 

 

Una exposición virtual para una planta única en el mundo

 

Durante el acto se ha presentado también la exposición virtual, “Posidonia oceanica. Descubre los bosques sumergidos de una planta única en el mundo”, impulsada por Red Eléctrica con la colaboración del Govern Balear y bajo la coordinación técnica del IMEDEA. 

 

 

Esta exposición muestra, en 3D y de manera interactiva, las características de la posidonia, dónde se localiza, sus condiciones de vida, la protección legal de que disfruta y los consejos que debe seguir el ciudadano para favorecer su preservación. Cuenta también con un apartado dedicado a El Bosque Marino de la Bahía de Pollença y pretende difundir el papel esencial de esta especie en el Mediterráneo y en las Baleares, donde se localizan 633 hectáreas de posidonia frente a las 1.159 presentes en las costas españolas.

 

 

Visita la exposición: “Posidonia oceanica. Descubre los bosques sumergidos de una planta única en el Mediterráneo (abrir en Chrome).

 

 

 

 

Internacionalización

 

Uno de los objetivos de El Bosque Marino de Red Eléctrica es el de conformarse como centro de investigación, ser un laboratorio vivo abierto a la comunidad científica, nacional e internacional. Un primer resultado de esta internacionalización, es el proyecto RENFORC, cuya primera campaña de trabajo ha concluido recientemente en aguas de Córcega. Liderado por la Universidad de Córcega, en la iniciativa participan cuatro grupos de investigadores que previamente ya habían desarrollado técnicas de restauración de la especie:  dos italianos (Biosurvey, Universidad de Palermo; ISSD International School for Scientific Diving, Cerdeña), el grupo francés Thalassa de la Universidad de Niza y el equipo del IMEDEA. 

 

 

Este proyecto piloto se ha desarrollado en aguas de la Bahía de Sant Amanza, en la Reserva Natural des Bouches de Bonifacio, al sur de Córcega. En esta zona, que ha sufrido una pérdida del 16% de la pradera, se pretende comparar la eficacia de las metodologías respectivas y posibilitar, en su caso, una unificación de criterios, tanto en lo referido a la efectividad de la misma plantación como a la eficacia operativa en tiempo de ejecución y costes. Con independencia de las diversas técnicas de plantado que desarrolla cada equipo, la principal diferencia estriba en que, en El Bosque Marino de la Bahía de Pollença, se han utilizado fragmentos de rizoma de posidonia procedentes de la dinámica marina, sin afectar a las praderas, mientras que los restantes equipos obtienen los fragmentos mediante la extracción en plantas donantes.

 

 

 

 

 


Fuente: IMEDEA (UIB-CSIC)

Más información: